World Search

Contador de visitas

7 dic. 2010

Apple Magic Trackpad: adiós, ratón, adiós

En el pasado mes de Julio, Apple lanzó lo que sería una forma nueva de usar un ordenador de sobremesa: el Magic Trackpad.

Cuando salió, no estaba excesivamente convencido de lo ergonómico y cómodo que sería, pero tenía una gran curiosidad por probarlo... hasta ayer.

Ayer me compré el Magic Trackpad en el Apple Store de Xanadú, y quiero compartir mi opinión con todos vosotros.

Mi experiencia, en un día que llevo usando este trackpad, no puede ser más positiva; es más, el título de este post lo dice todo: estoy tan contento con el Magic Trackpad, que estoy seguro de que no volveré a usar mi Magic Mouse (que ya lo tengo guardado en su cajita después de 9 meses de uso).

Apple, con este trackpad, quiere pasar la experiencia que ofrece el trackpad en los portátiles a los Mac de sobremesa. Y lo ha conseguido.

Aunque ya existiesen anteriormente otros trackpads, como el Pen&Touch de WaCom, el Magic Trackpad es el mejor con diferencia si el uso que le vas a dar va a ser un uso doméstico.

El Magic Trackpad es un 80% más grande que los trackpads de los portátiles Mac, por lo que ofrece una gran comodidad para moverse por las enormes pantallas de los Mac de sobremesa, como las de 21'5 y 27 pulgadas de los iMac. 

Este accesorio pesa muy poco, y está compuesto de una carcasa unibody de aluminio, policarbonato blanco por la parte de debajo y de cristal en la zona táctil.

Incluye por defecto muchísimos gestos táctiles, a los que te acostumbras rápidamente. Si pruebas un trackpad Apple, ya no querrás ningún otro, ya que son comodísimos y son muy agradables al tacto.

La caja del Magic Trackpad está muy bien estructurada, y podéis ver el desempaquetado del Magic Trackpad en este vídeo que he elaborado yo (vídeo editado en iMovie):


video

Para poder usar el Magic Trackpad, necesitas un Mac que tenga como mínimo la versión 10.6.4 de Mac OS X y con la actualización de software para el Magic Trackpad para poder usar los gestos táctiles. NOTA: Si ya usáis Mac OS X 10.6.5, no hace falta instalar la actualización de software para el Magic Trackpad.

Todos los gestos táctiles del Magic Trackpad se pueden activar y desactivar a través de Preferencias del Sistema, en la opción "Trackpad":


En esa sección, nos encontraremos con multitud de gestos que podemos activar y desactivar:


En general, son los mismos gestos táctiles que los que tienen los trackpads de los portátiles Mac.

Con este trackpad, he notado que la velocidad del cursor ha mejorado mucho y que me siento más cómodo a la hora de usar mi iMac, ya que con el Magic Mouse era misión imposible poder realizar los gestos táctiles.

En conclusión, puedo decir que el Magic Trackpad es un accesorio totalmente recomendable si tienes un Mac de sobremesa (hay un truco para hacerlo funcionar en PC's, pero necesitáis los drivers de Boot Camp).

El Magic Trackpad cuesta 69 euros y lo podéis comprar en cualquier distribuidor oficial Apple, o bien en una Apple Retail Store o en la tienda on-line de Apple en España.

Lo mejor: accesorio cómodo; necesita poco espacio; no es un "tragón" de pilas; peso ligero; conexión al ordenador mediante Bluetooth; fácil configuración.

Lo peor: precio caro; echo de menos que funcione por batería; no recomendado para profesionales.

Nota final: 9'5 sobre 10; compra muy recomendada.

Saludos

2 comentarios:

  1. Yo no le recomiendo para usuarios nóveles, ya que el ratón Magic Mouse, a mi parecer, es más cómodo y manejable que el Magic Trackpad

    ResponderEliminar
  2. javier, si el usuario en cuestión lo único que va a hacer va a ser navegar por Internet, mirar el correo y hacer cuatro documentos el Magic Trackpad es lo más apropiado, pero si eres un usuario más intensivo, lógicamente es más cómodo el Magic Mouse, ¿o por qué te crees que Apple ofrece el Magic Mouse más el Magic Trackpad con la compra de un iMac ;)? En mi caso me estoy sintiendo muy cómodo con este trackpad

    Saludos

    ResponderEliminar